Resiliencia cutánea

21 DEC 2020

La resiliencia cutánea es la habilidad que tiene la piel de adaptarse a las agresiones externas sin alterar sus propias características. Nuestra piel es una barrera protectora de los órganos internos que reduce la absorción de las toxinas del medio ambiente y nos protege contra agentes químicos, físicos y microbiológicos. Produce lípidos complejos, asiste al sistema hormonal, al nervioso, al linfático y es parte de nuestro sistema inmune.  

La piel puede dañarse por inflamación, estrés (incluyendo el oxidativo), deficiencias nutricionales, climas extremos, sensibilidad, alergias alimenticias, medicamentos, contaminación ambiental, agresión solar, exceso de productos, sobre todo sintéticos, sobre exfoliación.
Cuando nuestra barrera cutánea está siendo dañada, su resiliencia disminuye permitiendo que se pierda a humedad natural, colágeno, elastina y su ritmo normal de recambio celular.
Una rutina equilibrada de skincare ayudará a fortalecer tu barrera cutánea, alimentándola con lo que verdaderamente necesita, con productos naturales de alta calidad que tu piel pueda asimilar.
Los antioxidantes son moléculas que tienen la capacidad de reducir o prevenir la oxidación química, un desequilibrio en los niveles normales de esfuerzo y recuperación de nuestras células, y uno de los factores que puede dañar la resiliencia de nuestra piel.
En Edena, tenemos una propuesta de productos que acompañan y apoyan el funcionamiento normal de la piel, permitiéndola asimilar los compuestos integrales derivados de ingredientes realmente afines a sus necesidades, que permiten mantener una piel sana.

Escrito por Maya Murphy

PRODUCTOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados