¿Por qué no deberías usar productos de skincare que contengan siliconas?

14 SEP 2020

Las siliconas en cosmética son un grupo de sustancias sintéticas semi-líquidas que se utilizan extensivamente para crear distintos "efectos" artificiales sobre la piel. Se combinan generalmente con otras sustancias formadoras de película para producir el efecto de una piel suave, pareja y "sin imperfecciones".

Algunos ejemplos de los nombres de las siliconas y formadores de película en las etiquetas de tus productos de skincare: dimeticona, ciclometicona, ciclohexaciloxano, ciclopentasiloxano, acrilatos, crospolímero de dimeticona... o sus nombres en inglés.
El problema de este grupo de sustancias es que comprometen en el largo plazo el
funcionamiento óptimo de la piel de varias formas simultáneamente:

· Impiden el sano equilibrio del microbioma cutáneo, al crear una capa artificial sellante en la superficie, que modifica las condiciones de un estrato córneo saludable (el estrato córneo -EC- es la capa más externa de la piel).
La información de la industria nos dirá que son sustancias inertes, sin embargo, al alterar el medioambiente microscópico del EC, los microorganismos benéficos nativos de tu piel no pueden crear su propia bio-película. Esta es una estructura esencial creada por nuestros bichos cutáneos para defendernos desde la piel como primer frente del sistema inmune. La continua aplicación de productos de skincare conteniendo siliconas y formadores artificiales de película provocan desequilibrios en el microbioma que, a la larga, llevan a desequilibrios generales en nuestra piel.

· Desconectan a la piel de su entorno, impidiéndole recibir información real sobre las condiciones ambientales, al crear una barrera artificial. Nuestra piel es un órgano altamente funcional, y con una inteligencia celular muy especializada capaz de tomar mediciones de su entorno y regular sus procesos metabólicos de acuerdo a ellas.

· Las propiedades oclusivas (sellantes) de las siliconas y formadores de película impiden a la piel mantener su propio factor natural de hidratación al no permitirle absorber humedad del medio ambiente. El uso continuo de productos que contienen siliconas provoca que la piel pierda la habilidad de autoregularse. Esta es la razón por la que tu piel ya no puede vivir sin cremas humectantes, pues las siliconas y formadores de película la han dejado desempoderada.
· Genera una acumulación de desechos que después necesitarás eliminar con exfoliaciones continuas, que van a ir afectando el ritmo natural de recambio celular que tu piel necesita promoviendo un estado permanente de desequilibrio que te parecerá que es parte de tu tipo de piel, pues quizás a estas alturas ya te han tipificado con alguna etiqueta: piel mixta, grasa, sensible, seca.

· Al ser resistentes y persistentes, las siliconas no se eliminan fácilmente de la piel, y promueven la necesidad de rutinas de limpieza cada vez más agresivas con tu piel.

Tu piel está viva, activa. Es un órgano altamente especializado, y no una envoltura superficial y problemática.

Escrito por Edena Skin

PRODUCTOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados