El Proyecto microbioma humano. Su importancia en la comprensión de nuestra piel.

18 AUG 2020

Descubrir la investigación sobre el microbioma humano ha sido mi referente en el camino de la formulación "cosmética" orgánica, desde que topé con este concepto en el 2015, pues me ofreció un suelo fértil para germinar todas las semillas de nuestra intuición creativa. Desde esta comprensión, los productos que van sobre la piel y los que nos alimentan cobran un sentido y una importancia radicalmente distintos.

El proyecto Microbioma Humano (HMP por sus siglas en Inglés) es uno de los proyectos de investigación en marcha más grandes de la historia y es quizás el evento científico más importante en el campo de la microbiología desde que Luis Pasteur nos reveló esos mundos diminutos. Su ambicioso objetivo es la catalogación de todos los microorganismos que nos habitan y su influencia en nuestra salud y enfermedad.

El HMP arrancó en el 2008 como una extensión conceptual de aquella gran investigación llamada Proyecto Genoma Humano, y la razón fue que una de las sorpresas del proyecto genómico fue saber que el genoma humano contiene solamente entre 20,000 y 25,000 genes, tan solo una quinta parte del número que los investigadores suponían. Al empezar a buscar las piezas perdidas del rompecabezas, se toparon con el MICROBIOMA HUMANO.

Así que hoy sabemos que no es nuestro genoma sino nuestro microbioma lo determinante. Si comparamos el catálogo completo de los genes de la humanidad con el de los microorganismos que viven en una sola persona, la diversidad genética humana palidece en comparación. Se han identificado más de 33 millones de genes en los microorganismos que nos habitan, interactuando con los apenas 22 mil genes que nos hacen humanos.

Los seres humanos somos genéticamente idénticos entre nosotros en un 99.9%. Nuestra diversidad y complejidad la definen nuestros microorganismos: somos hasta 90% diferentes desde esa perspectiva microbiológica. Y esta diferencia no debería ser relevante, sin embargo, es fundamental porque descubrirla nos pone frente a una comprensión totalmente nueva de temas tan desafiantes como las enfermedades y la salud.

Y es realmente revolucionaria, porque su descubrimiento implica cambios de rumbo en las ciencias, las tecnologías, las políticas, los servicios y las industrias asociadas a la salud humana. La piel es una de las protagonistas de esta enorme investigación. La piel y nuestro tracto digestivo.

Descubrir la investigación sobre el microbioma humano ha sido mi referente en el camino de la formulación "cosmética" orgánica, desde que topé con este concepto en el 2015, pues me ofreció un suelo fértil para germinar todas las semillas de nuestra intuición creativa. Desde esta comprensión, los productos que van sobre la piel y los que nos alimentan cobran un sentido y una importancia radicalmente distintos.

El proyecto Microbioma Humano (HMP por sus siglas en Inglés) es uno de los proyectos de investigación en marcha más grandes de la historia y es quizás el evento científico más importante en el campo de la microbiología desde que Luis Pasteur nos reveló esos mundos diminutos. Su ambicioso objetivo es la catalogación de todos los microorganismos que nos habitan y su influencia en nuestra salud y enfermedad.

El HMP arrancó en el 2008 como una extensión conceptual de aquella gran investigación llamada Proyecto Genoma Humano, y la razón fue que una de las sorpresas del proyecto genómico fue saber que el genoma humano contiene solamente entre 20,000 y 25,000 genes, tan solo una quinta parte del número que los investigadores suponían. Al empezar a buscar las piezas perdidas del rompecabezas, se toparon con el MICROBIOMA HUMANO.

Así que hoy sabemos que no es nuestro genoma sino nuestro microbioma lo determinante. Si comparamos el catálogo completo de los genes de la humanidad con el de los microorganismos que viven en una sola persona, la diversidad genética humana palidece en comparación. Se han identificado más de 33 millones de genes en los microorganismos que nos habitan, interactuando con los apenas 22 mil genes que nos hacen humanos.

Los seres humanos somos genéticamente idénticos entre nosotros en un 99.9%. Nuestra diversidad y complejidad la definen nuestros microorganismos: somos hasta 90% diferentes desde esa perspectiva microbiológica. Y esta diferencia no debería ser relevante, sin embargo, es fundamental porque descubrirla nos pone frente a una comprensión totalmente nueva de temas tan desafiantes como las enfermedades y la salud.

Y es realmente revolucionaria, porque su descubrimiento implica cambios de rumbo en las ciencias, las tecnologías, las políticas, los servicios y las industrias asociadas a la salud humana. La piel es una de las protagonistas de esta enorme investigación. La piel y nuestro tracto digestivo.


Escrito por Edena Skin

PRODUCTOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados