El aceite del amaranto, planta tesoro

18 MAY 2020

El amaranto ha sido declarado por la UNESCO patrimonio intangible de México, de interés histórico, de valor alimenticio y cultural, reconocido globalmente como un alimento poderoso... es uno de los tesoros en nuestro taller.

Las semillas de la planta de amaranto producen un aceite de un color dorado suave y aroma ligero que recuerda a la alegría.

Es rico en grasas poliinsaturadas, mejora la piel apagada, seca, irritada, y fortalece y tonifica a la piel normal. Admeás, reduce la pérdida trans-epidérmica de agua, es rico en Omega-6 y es una de las semillas con contenido más alto en escualeno.

El escualeno es un antioxidante que se produce por nuestra piel durante la síntesis de colesterol y le sirve como parte de sus defensas ante el estrés ambiental. Es un excelente humectante, de acción nutritiva, reparadora y revitalizante. También están demostradas sus propiedades antiiflamatorias, calmantes y antibacteriales, pues nutre y equilibra la microbiota cutánea y fortalece su acción en la barrera defensiva; piénsalo como un pre-biótico en tu piel.

El amaranto y sus variedades son especies bien conocidas en nuestro continente desde hace miles de años.

El amaranto ha sido declarado por la UNESCO patrimonio intangible de México, de interés histórico, de valor alimenticio y cultural, reconocido globalmente como un alimento poderoso... es uno de los tesoros en nuestro taller.

Si es extraordinariamente nutritivo por dentro… ¿cómo no va a serlo también en la superficie de tu piel?

El maravilloso aceite de semillas de amaranto es una estrella en dos de nuestras fórmulas:
Amaranto y flor de hibisco, serum y crema, un dúo antioxidante y re-densificador.
Cuidado facial efectivo, natural y bien hecho.

Escrito por Edena Skin

PRODUCTOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados