Automasaje de mamas este mes de concientización del cáncer de mama

12 OCT 2020

Hay un mensaje importante que se pierde entre la marea rosa que nos trae el mes de la lucha contra el cáncer de mama.
No estamos seguras de que comprar artículos color rosa y dejarnos llevar por el marketing sea la mejor forma de promover la salud de nuestros pechos.
Creemos que muchas mujeres estarán de acuerdo en que el movimiento global de apoyo a encontrar la cura contra el cáncer de mama se ha convertido más en una plataforma para promover ventas corporativas e identidades comerciales, y menos acerca de las mujeres reales que se enfrentan con la brutal realidad del cáncer y los inmensos desafíos que representa su aceptación, tratamientos, e idealmente, su recuperación.
Es una realidad muy poco glamorosa.
Queremos eliminar de nuestro vocabulario un término: el combate.
No estamos “en lucha contra”… nosotras no estamos en combate contra el cáncer, ni estamos en guerra contra los enemigos de nuestro cuerpo (que sí existen y son reales). En realidad nosotras queremos promover desde el amor, el respeto y el cuidado, una relación íntima y comprensiva con cada parte de nuestro cuerpo, y en especial, con nuestros pechos.
Es revelador cómo es que no tenemos un nombre claro para nombrar a nuestro precioso par. ¿Pechos? (todos tenemos pecho), ¿mamas? (suena demasiado técnico), ¿senos? (el trazo de una función trigonométrica, el espacio entre una mama y otra) y luego viene la lista larga de nombres comunes: bubis, lolas, nenas... nómbralas como quieras, pero desde el aprecio, el respeto y el amor.
Queremos participar en el mes de la salud de nuestras ____________ y hablar de aquello que podemos hacer para cuidar de ellas. Enfoquémonos en la prevención desde un lugar de atención y no de miedo.
El automasaje es una herramienta que puedes usar para distintos propósitos, desde aliviar tensión muscular, mejorar la experiencia de amamantar si tienes un bebé lactante, y claro, para identificar cambios en tus pechos que te permitan atender desequilibrios y anomalías.
Toca tus pechos, conócelos íntimamente, relaciónate positivamente con esta parte de tu cuerpo tan ligada a tu salud femenina y tu bienestar. Tan solo unos minutos de masaje diarios pueden ser suficientes para activar sus beneficios.
El automasaje en general implica muy pocos riesgos, así que lo puedes realizar tan frecuentemente como quieras. Aquí están algunas razones por las que quizás quieras usar el masaje como recurso de autoconocimiento, y cuándo es importante acudir a consulta médica.
¿Por qué nos damos masaje?
Existe suficiente evidencia en estudios científicos de que el masaje de pechos es benéfico para las mujeres lactantes y sus bebés. Un masaje diario, dos veces al día después del parto disminuye el dolor de amamantar durante la etapa del postparto. No solo aumenta y regula el flujo, sino también incide en los componentes de la propia leche, por ejemplo, existe menos sodio en la leche, mejor concentración de lípidos y caseína.
El masaje te conecta con esa parte de tu cuerpo que ahora está dedicada a nutrir la relación con tu bebé y contigo misma como madre, y con tu cuerpo. También puede prevenir y tratar algunas inflamaciones, ductos tapados, mastitis o infecciones en el tejido mamario.
El automasaje relaja y tonifica al mismo tiempo.
El masaje aplicando aceites puede nutrir y afirmar la piel de tus pechos, prevenir o minimizar la apariencia de marcas como estrías y estimular el flujo sanguíneo en el tejido mamario.
Si sientes tensión o congestión en los músculos del pecho (se llaman pectorales) el masaje puede ayudar a aliviar esa tensión. Esta tensión puede producirse por ejercicio o deportes que tensen esos músculos. La tensión muscular en la espalda también puede ser causa de tensión en el pecho pues el cuerpo compensa equilibrando, así que el masaje en el pecho puede ofrecer una relajación más efectiva que si solo atendieras la tensión en la espalda.
El automasaje de exploración para detectar irregularidades tiene algunas características específicas. Consulta con tu médico y pide que te muestren la forma correcta de aplicarlo, pero considéralo siempre como una herramienta de autocuidado siempre amoroso.
El automasaje puede aliviar varias condiciones, e incluso puede ser una de las herramientas primeras en la detección de posible cáncer y salvar tu vida. Generalmente es seguro y, sin embargo, si estás viviendo temas de salud específicos, es importante que consultes al médico, y si detectas algún bulto nuevo, o cambios en tus pechos, comunícalo de inmediato.
Esta es únicamente nuestra opinión. Te invitamos a establecer una comunicación íntima con tu cuerpo a través de tus sentidos.
Siempre consulta a tu médico.

Escrito por Edena Skin

PRODUCTOS RELACIONADOS

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados